La Cistitis idiopática felina (CIF) es una enfermedad inflamatoria no infecciosa, crónica y recurrente del tracto urinario inferior.
Supone los dos tercios de los casos de enfermedad del tracto urinario inferior felino (FLUTD) y se caracteriza por periodos de remisión y recaídas relacionadas con factores estresantes.
Suele afectar a gatos jovenes o de mediana edad (<10 años), machos o hembras que, salvo por la cistitis, presentan buen estado de salud.
Los sintomas clínicos no son específicos, sino que son los signos comunes a otros transtornos del tracto urinario inferior: disuria, hematuria, polaquiuria, micciones fuera de la bandeja e incluso obstrucción. El propietario puede percibir al gato temeroso, nervioso o incluso agresivo.

Si su gato presenta algunos de estos síntomas no dude en traerlo a la clinica y nosotros le sacaremos de dudas.

Publicado: 24 de Julio de 2013